CURIOSIDADES DE LA BIBLIA
Ir a la Tabla de Libros
Ir a Pregunta de los Lectores

SINGULARIDADES, PECULIARIDADES DE LA BIBLIA

Las agrupaciones de los libros de la Biblia

Las agrupaciones de los sesenta y seis libros de la Biblia. Comenzando con las Escrituras Hebreas, encontramos que hay una división triple natural: (1) los libros históricos, (2) los libros poéticos y (3) los libros proféticos. Éstas, por supuesto, solo son divisiones generales.
La sección histórica abarca diecisiete libros desde Génesis hasta Ester. Es fácil recordar los libros poéticos, puesto que los siguientes cinco aparecen consecutivamente: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés y El Cantar de los Cantares. La sección profética incluye cuatro libros principales: Isaías, Jeremías (también Lamentaciones), Ezequiel y Daniel. Después de estos libros proféticos grandes hay doce libros más cortos... desde Oseas hasta Malaquías.
Las Escrituras Griegas Cristianas también pueden dividirse en tres partes principales: (1) los libros históricos, (2) las cartas y (3) la Revelación. La sección histórica se compone de los cuatro Evangelios y el libro de Hechos. Las cartas son veintiuna por ciertos apóstoles y discípulos. Finalmente, hay la Revelación a Juan.
El conocer estas agrupaciones le será ventajoso cuando desee hallar un texto. Si se acuerda de la sección donde pudiera estar ubicado el texto, tiene una zona mucho más pequeña en la cual buscar, y ahorrará tiempo.

La división en capítulos y versículos

¿Cuándo fue la Biblia dividida en capítulos y por quién?
La Biblia fue dividida en capítulos en el siglo XIII (entre los años 1234 y 1242), por el teólogo Stephen Langhton, entonces Obispo de Canterbury, en Inglaterra, y profesor de la Universidad de París.

¿Cuándo fue la Biblia dividida en versículos y por quién?
La división del Antiguo Testamento en versículos fue establecida por estudiosos judíos de las Escrituras, llamados masoretas. Con hábitos monásticos y ascéticos, los masoretas dedicaban sus vidas a la recitación y la copia de las Escrituras, así como a la formulación de la gramática hebraica y las técnicas didácticas de la enseñanza del texto bíblico. Fueron ellos los primeros que –entre los siglos IX y X– dividieron el texto hebraico (del Antiguo Testamento) en versículos.

Influenciado por el trabajo de los masoretas en el Antiguo Testamento, un impresor francés llamado Robert d’Etiénne dividió el Nuevo Testamento en versículos en el año 1551 E.C. D ‘Etiénne vivía entonces en Génova, Italia.
Por fin, en 1553 se publicó la edición de la Biblia francesa de Robert Estienne, la primera Biblia completa con la actual división de capítulos y versículos.
La versión Geneva Bible (1560 E.C.) fue la primera Biblia inglesa dividida en versículos numerado

¿Cuál fue la primera Biblia publicada con divisiones de capítulos y versículos?
Hasta buena parte del siglo XVI, las Biblias eran publicadas solamente con divisiones en capítulos. Sucedió así, por ejemplo, con la Biblia que Lutero tradujo al alemán, alrededor del 1530.

La primera Biblia que incluyó totalmente la división de capítulos y versículos fue la llamada Biblia de Ginebra, publicada en 1560 E.C. en Suiza. Los editores de la Biblia de Ginebra optaron por los capítulos y versículos reparando en la gran utilidad que tenían para la memorización, localización y comparación de pasajes bíblicos.

El pez como símbolo de algunas religiones cristianas

El pez fue uno de los primeros símbolos del arte cristiano (segundo siglo) Records of Christianity (Registros del cristianismo).

“La cruz no llegó a ser el emblema y símbolo supremo del cristianismo sino hasta el siglo IV”. No, no hay ningún registro que indique que los cristianos del primer siglo hayan usado la cruz ni el pez. (1 Corintios 10:14; 1 Juan 5:21)

Pez en griego se dice IXTHUS. Con las letras iniciales de esta palabra los cristianos de los primeros siglos formaron un acróstico, que rezaba Iēsous Xhristos Theou Hyios Soter (Jesucristo, de Dios el Hijo, Salvador).

I  (esous = Jesús)
X  (ristos = Cristo)
TH  (eou = de Dios)
U  (ios = Hijo)
S  (oter = Salvador)

Aunque los símbolos siempre han formado parte de la expresión del hombre, las Escrituras no los alientan (Deuteronomio 4:15-18, por ejemplo, prohíbe la fabricación de imágenes de peces para el culto), no sea que por el símbolo el creyente pierda la atención al Dios soberano Jehová mismo.

La palabra pez aparece sólo 6 veces en la versión de la Biblia Traducción en Lenguaje Actual (TLA) –la última traducción realizada por Sociedades Bíblicas Unidas, y según un conteo hecho con Compubiblia Profesional con sistema Libronix.

La mayoría de las veces en que aparece “pez” en la Biblia se refiriere al gran pez que se tragó al profeta Jonás.

Algunas veces en las Escrituras se compara a los hombres con peces. El congregador asemejó a los hombres a peces, en el sentido de que podían ser “cogidos en lazo [...] en un tiempo calamitoso”, como peces en una red. (Ec 9:12.) Jesucristo hizo a sus seguidores “pescadores de hombres”, por lo menos siete de sus discípulos fueron pescadores de profesión y comparó a las personas justas con peces excelentes, y a los inicuos, con peces inservibles que son desechados. (Mr 1:17; Mt 13:47-50).

La Biblia más antigua en castellano

El proceso de traducciones de los textos bíblicos a lenguas hispánicas se produce
hacia el siglo XIII. Los restos* más antiguos existentes de una traducción
completa de una Biblia al castellano son los de la llamada Biblia Prealfonsina,
que se conservan en la biblioteca de El Escorial, en España.

También del siglo XIII, la Biblia Alfonsina (nombre en alusión a su patrocinador, el rey de Castilla y León Alfonso X el Sabio±) es una traducción de toda la Vulgata latina al castellano.

La Biblia Alfonsina vio la luz en el 1280 E.C. y es parte de la Gran e general Estoria.°
Consiste en una especie de paráfrasis resumida de la Biblia desde el Génesis hasta el Nuevo Testamento, y viene a ser la primera traducción al castellano del texto bíblico ampliamente reconocida.

* En los códices en que permanece, la Biblia Prealfonsina se encuentra mutilada
± Alfonso X el Sabio reina en Castilla y León durante la segunda mitad del siglo XIII. Las grandes realizaciones del monarca en el campo de la cultura le dieron el apelativo de “Sabio”. No solamente promovió y puso los cimientos de la lengua castellana, sino que reunió (en Toledo, Sevilla y Murcia) la famosa Escuela de traductores de Toledo.
° La gran obra de Alfonso X fue la Grande e General estoria, ambicioso intento de una historia universal en cinco volúmenes.

¿Quién es mi “próximo”?

Cuando alguien le preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” (Lucas 10:29b), el Maestro se limitó a narrar la parábola del buen samaritano… ¿Recuerdan?

Esta historia explicaría por sí sola el significado de “amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Sin embargo, el asunto no parece tan claro hoy en día.

La mayoría de las versiones castellanas modernas de la Biblia prefieren traducir con el vocablo “prójimo” toda una serie de ideas afines y de aplicaciones originalmente expresadas en hebreo que indican proximidad.*

Pero según las acepciones actuales “prójimo” es “cualquier persona con respecto a otra”, “un semejante”, “el otro”, “una persona diferente, distinta, de alguna manera ajena”.

Es curioso descubrir que la palabra “prójimo” tiene la misma raíz latina que “próximo” (proximum).** El "próximo", según los diccionarios, es el que está muy cerca; sinónimo de anterior, posterior, contiguo, vecino, pariente, allegado…

Parece ser que prójimo, con el tiempo, se distanció, hasta independizarse, de próximo, tanto en la grafía, como en el concepto, y quizás hasta en la práctica.***

“¿Quién … te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?” (Lu 10:36).

El buen samaritano no siguió de largo, pero tampoco se lanzó a perseguir y castigar a los ladrones, no arremetió contra la indiferencia de los religiosos ni pregonó su acto de misericordia. Simplemente, como era un buen hombre, y estaba cerca, hizo lo que hubiera querido que hicieran consigo mismo.

Lucas 10:36 En diferentes versiones de la Biblia
Texto Biblia
“quis horum trium videtur tibi proximus fuisse illi qui incidit in latrones.”Vulgata
“Quien pues de estos tres te parece que fue el proximo de aquel que cayó en ladrones?” Biblia del Oso, 1569.
“¿Quién, pues, de estos tres te parece que fué el prójimo de aquél que cayó en manos de los ladrones?” Reina-Valera 1909 (RV1909)
“Pues bien, ¿cuál de esos tres te parece que se hizo prójimo del hombre asaltado por los bandidos?” Dios habla hoy (DHH).
“¿Quién de estos tres te parece haberse hecho prójimo del que cayó entre los salteadores?”. Traducción del Nuevo Mundo

Biblias raras y famosas

Poseer un ejemplar de una Biblia* antigua, rara o famosa constituye un auténtico tesoro para museos y coleccionistas.

Hay algunas ediciones de Biblias, como la que imprimió Johannes Gutenberg en 1460, cuyos tomos hoy en día tienen un precio incalculable.

La más famosa tienda de subasta por Internet de los Estados Unidos ofrece, en los momentos de escribirse esta nota, 10,409 ítems de Biblias para vender al mejor postor. De entre ellas se destacan varias cuya puja empieza en miles de dólares, por ser ejemplares únicos de primeras ediciones muy antiguas.

Pero no hay allí un incunable de la Biblia de Gutenberg.

La Biblia de Gutenberg, conocida también como la Biblia de Mazarino (porque una copia se descubrió en 1760 entre los libros del político francés Giulio Mazarino) o la Biblia de 42 renglones, del impresor alemán Johannes Gutenberg, es una edición impresa en Maguncia, Alemania, entre los años 1455 y 1460.

Se estima que Gutenberg (conocido por sus contribuciones a la tecnología de la impresión) logró por primera vez imprimir, ilustrar y encuadernar 180 Biblias de 1,282 páginas cada una, a dos columnas de 42 renglones.

Hoy en día se piensa que existen sólo 60 Biblias de Gutenberg, 12 en pergamino y 48 en papel. Alemania posee 15 Biblias de Gutenberg, guardadas en su mayoría con mucho celo en bibliotecas de instituciones universitarias.

La mejor de las copias existentes fue adquirida por la Biblioteca del Congreso de Washington en 1930.

Parece ser que sólo quedan otras dos copias en excelentes condiciones, una en la Biblioteca Nacional de París y otra en la Biblioteca Británica de Londres.

Pero se trata, que quede claro, de una pasión por la Biblia como objeto de arte, como curiosidad bibliográfica que presta su atención al continente y no al contenido.  

Tratándose del libro divino resulta paradójico, no obstante, que a la Biblia se le dé aquí más valor por su exclusividad que no mejor por las veces que se ha publicado, leído, comprendido... o aplicado.

¿Sabe usted…?
“Este libro ha suscitado más hostilidad que ningún otro; sin embargo, ha sobrevivido a todos los ataques que el poder, el talento o la elocuencia han lanzado contra él.”

Información general de la Biblia, El Libro que nadie pudo destruir...
La Biblia es una biblioteca de 66 libros, escritos por unas cuarenta personas de todas las clases sociales, incluyendo: Reyes, Campesinos, Filósofos, Pescadores, Poetas, Estadistas, Eruditos, Médicos, etc... Estos hicieron de secretarios de su autor Jehová Dios (Véase ¿Qué profesión tenían los escritores de la Biblia?).
La primera sección consta de 39 libros y, aunque suela designársele como el Antiguo Testamento, recibe el apropiado nombre de Escrituras Hebreas, por el idioma en que principalmente se escribió además del arameo. La segunda sección, compuesta de 27 libros comúnmente denominados el Nuevo Testamento, se llama con propiedad Escrituras Griegas Cristianas, pues el griego fue la lengua que emplearon los cristianos que la escribieron.
La Biblia tardó en completarse 1610 años a lo largo de 60 Generaciones, desde 1513 a. E.C. con el libro de Génesis escrito por Moisés hasta el 98 E.C. con la las cartas y el evangelio de Juan escritos de Juan. Sus escritores nunca se reunieron para consultarse, y algunos de sus libros se escribieron simultáneamente a miles de kilómetros de distancia (2 Timoteo 3:16 y 2 Pedro 1:21).
La Biblia fue escrita en diferentes lugares y épocas, tanto en una isla como en un cerro en tres continentes: Asia, África y Europa, en tres idiomas: Hebreo, Arameo y Griego; en tiempo de paz como de guerra, sus escritores se encontraban tanto en libertad como en cautiverio y a pesar de que estos se encontraban bajo diferentes estados de ánimo: gozo, sufrimiento, amargura, deleite y/o humillación, tienen un solo tema y forman un todo unido sin desviación de su atención al tema y propósito de Dios de traer su reino y establecer la paz y la justicia en la Tierra. (Véase Ge 3:15; Sl 37:29, 34; Mt 6:9, 10; Rev 21:3, 4; sin contradicciones internas).
¿Por quépodemos estar seguros de que la Biblia viene de Dios? Porque predice el futuro con total exactitud, algo imposible para el ser humano (Isaías 46:9, 10). Por otro lado, en cada una de sus páginas está reflejada la maravillosa personalidad de Dios. Y además, tiene el poder de cambiar por completo la vida de la gente. Por estas razones, millones de personas están convencidas de que Dios es el autor de la Biblia. (Josué 23:14 y 1 Tesalonicenses 2:13.)

¿Cuántos capítulos* tiene la Biblia?
La Biblia cuenta con 1.189 capítulos.

¿Cuántos versículos* tiene la Biblia?
La Biblia posee 31.102 versículos.

¿Cuántas palabras tiene la Biblia?
La Biblia posee 773.746 palabras (Versión inglesa King James).

¿Cuál es el libro más breve de la Biblia?
La Segunda Carta de Juan, con 13 versículos en un único capítulo.

¿Cuál es el capítulo más corto de la Biblia?
El Salmo 117, con sólo 2 versículos.

¿Cuál es el capítulo más largo?
El Salmo 119, con 176 versículos.

¿Cuál es el versículo más largo?
El ver. 9 del cap. 8 de Ester.

¿Qué capítulos de la Biblia se repiten?
El Capítulo 19 de 2 Reyes con el Capítulo 37 de Isaías.

¿Cuál capítulo está en el centro de la Biblia?
El Salmo 118.

¿Cuál versículo ocupa exactamente el centro de la Biblia?
El Salmo 118:8 (“Mejor es confiar en Jehová que confiar en el hombre.”).

¿Sabía usted que una décima parte de la Biblia está escrita en forma de canciones?
Los ejemplos más destacados son los Salmos, El Cantar de los Cantares y Lamentaciones. Es comprensible que la mayoría de las aproximadamente trescientas referencias al canto estén relacionadas con la adoración a Dios.

¡Capturen a ese oso!

La primera Biblia completa que apareció en castellano fue la versión de Casiodoro de Reina, impresa en Basilea en el año 1569.

Casiodoro de Reina nació en Sevilla, España, y estudió en un monasterio. Empleó doce años en su trabajo de traducción, terminando todo el Antiguo Testamento en 1567.

En Basilea, Reina traduce el Nuevo Testamento, e imprime la Biblia entera en 1569; se trata de la primera traducción de la Biblia al castellano a partir del hebreo y del griego.

La financiación de esta Biblia fue posible, además de al propio esfuerzo y dinero de Reina, gracias al legado que le dejara para este fin Juan Pérez de Pineda, traductor de un Nuevo Testamento unos años antes, y a la ayuda de amigos en Francfort.

La tirada inicial de la llamada Biblia del Oso fue de 2,603 ejemplares, pero solo una parte de esa edición fue encuadernada con la portada en la que aparece un oso erguido, lamiendo con deleite el panal que cuelga de un árbol.

Parece que los inquisidores encargados de confiscar la Biblia hallaban fácil su tarea debido al dibujo, por lo que el resto de la edición fue encuadernada con otra portada.

La Inquisición quemó a Casiodoro de Reina en efigie, en un auto de fe celebrado en Sevilla en 1562, y sus escritos fueron puestos en el Índice de Libros Prohibidos.

Pero todo fue inútil, la Biblia del Oso continuó circulando y dando su miel.

Casiodoro murió en 1594, en Francfort, donde se desempeñaba como pastor de una iglesia luterana.